Fecha de publicación: 10-sep-2021

IMIME Psicología. Irene Milla Melero. (Psicólogos en Bilbao)

El mejor indicador para identificar un riesgo de suicidio es que la propia persona lo exprese, 9 de cada 10 personas que se quitan la vida han comunicado a su entorno sus intenciones, dando señales claras de que necesitan ayuda. Ante la verbalización de la idea suicida ami@s, familiares, sanitari@s, profesores, etc. podemos empezar por realizar 3 pasos generales: tomar en serio lo que dice, escuchar y acompañar mientras hacemos tiempo en la crisis y pedir ayuda especializada (psicólog@s y psiquiatras).

Para explicar por qué aparece la conducta suicida, imaginemos que nos encontramos ante un PUZZLE formado por muchas piezas, unas más grandes y otras más pequeñas. Estas piezas serían los factores de riesgo que, unidos, explicarían en su conjunto la aparición de la conducta suicida (pero nunca aisladamente). Estas piezas son muy diferentes y dependen de las vivencias y el contexto biográfico de cada persona, por lo que la valoración individualizada es esencial para entender qué es lo que está pasando.

Ser sensibles a algunos factores nos ayuda a poder ver más allá y, en ciertos casos, detectarlos a tiempo para prevenir intentos suicidas: sintomatología depresiva aguda o trastornos afectivos, altos niveles de impulsividad y agitación, padecer enfermedades crónicas, sentir desesperanza, tener problemas de consumo de alcohol o haber cometido intentos suicidas previamente.

https://theconversation.com/radiografia-del-suicidio-en-espana-una-tendencia-al-alza-rodeada-de-mitos-167
Contactar
Se ha enviado el mensaje. Pronto nos pondremos en contacto contigo.